Cuando llega el verano, tenemos ganas de cambio en muchos aspectos, como por ejemplo en nuestro hogar. Dar un cambio a la decoración en verano tu casa es más sencillo de lo que podemos imaginar. No hablamos de cambiar el mobiliario sino de tener en cuenta pequeños detalles que pueden cambiar por completo el aspecto de nuestro hogar.

Consejos decorativos para nuestra casa en verano

Aligerar el espacio es una necesidad que nos permitirá tener una sensación diferente. Eliminando aquello que no cumpla una función en verano, crearemos una atmósfera decorativa diferente. Predominará la frescura y se tendrá una sensación más desahogada en cuanto a decoración se refiere.

Olvidarnos de los textiles compactos y demasiado gruesos es algo a tener en cuenta. Hay que apostar por los colores claros y guardar aquello que tenga color oscuro hasta el nuevo cambio de temporada.

Los colores claros aportan una sensación visual relajada, amplia, fresca y limpia. Asimismo, se conseguirá crear una sensación de mayor amplitud, eliminando los ambientes recargados en el hogar. Apuesta por los colores claros y guarda todos los objetos decorativos que recarguen demasiado el hogar.

El tejido ligero también debe estar presente en los textiles del hogar. Cambia las cortinas por visillos vaporosos, limpia y guarda las alfombras y pon alguna hecha con fibras naturales, etc. Los tejidos frescos y naturales, sobre todo transpirables, son lo que debemos tener en cuenta.

Además de los tejidos ligeros y colores claros, los estampados con motivos florales son otra tendencia. Esto es algo que no solo tiene presencia en la ropa sino también en el textil del hogar. Fomenta la frescura y la alegría en las estancias donde coloquemos estos estampados.

No podemos olvidarnos de la importancia de las plantas. Colocar macetas divertidas y cuidando más las plantas, harán que tengan un aspecto ideal. Son indispensables para tener una excelente decoración de verano en nuestro hogar.

¿Necesita ayuda?