revestimientos continuos

Los revestimientos continuos son las capas que se colocan sobre la superficie exterior, fachada, de nuestra vivienda, no solo para darle un toque moderno y original, sino también para protegerla de las inclemencias climáticas como la lluvia, el frío o el calor y, en menor medida, para disimular los defectos de obra.

Reciben este nombre por el tipo de materiales que se utilizan en su fabricación, pastas obtenidas de mezclas de distintos aglomerantes, que, a su vez, pueden ser de distintos tipos, dependiendo de la técnica, los materiales y el proceso que se se lleve a cabo en su colocación.

Tipos de revestimientos continuos

Z

estuco

Es una mezcla de cal, yeso y arena de mármol tamizada con color y, se aplica colocando capa sobre capa hasta conseguir un acabado similar al mármol.

Z

enfoscado

Se trata de un tipo de revestimiento fabricado con una mezcla de cal y cemento y, tiene como función principal preparar la superficie para colocar sobre este otro tipo de revestimiento.

Z

revoco

Se consigue gracias a la mezcla de mortero, cal, yeso y cemento, y es uno de los revestimientos más empleados en las viviendas, siendo los más demandados los que imitan a la piedra natural y los de acabados rugosos.

Z

tendido

Para su fabricación se utiliza una mezcla de cal, yeso y materiales áridos con resinas sintéticas.
Es una técnica perfecta para lugares en los que se acumula la humedad, como el baño o la cocina, ya que se emplea para impermeabilizar superficies.

¿Estás pensando en utilizar alguno de estos revestimientos continuos en tu vivienda?
¡Contacta con nuestro equipo de expertos en este tipo de trabajos!

Pida presupuesto sin compromiso

Contacte con nosotros y hablaremos, sin compromiso, de los trabajos que desee realizar

¿Necesita ayuda?