Todos lo sabemos, la cocina es uno de los espacios del hogar que se utilizan todos los días y donde más tiempo se pasa con la familia. Debe ser un espacio cálido, que invite a estar, aunque como ya sabemos, no todas tienen el mismo tamaño. Si se tiene pensado hacer una reforma en una cocina pequeña, es importante tener en cuenta varios factores para sacar el máximo partido en caso de que sea una cocina de reducidas dimensiones.

Tips para sacar partido a una reforma de una cocina pequeña

Es muy importante tener una buena planificación en la que se lleve a cabo una ordenada distribución, aprovechando al máximo cada espacio y dejarlo todo preparado para cuando se coloquen los muebles y los diferentes elementos que forman parte de la cocina.

A la hora de elegir los muebles hay que optar por las líneas sencillas, simples, pudiendo ser de estilo minimalista, con lo que se evita que el espacio quede demasiado recargado y genere la impresión visual de que es más pequeña de lo que es.

Si se quiere conseguir un efecto de profundidad, las puertas del mobiliario se aconseja que sean de cristal. De esta forma se podrá ver la pared de fondo, proporcionando más centímetros visuales a la cocina.

El color debe ser algo tan clásico como el blanco, sobre todo porque genera claridad y ésta proporciona sensación de máximo espacio. Además, si se colocan cortinas, se debe procurar que no sean demasiado tupidas y de colores claros. Aprovechar al máximo la luz natural es la clave para conseguir un mayor espacio.

Otro punto muy a tener en cuenta es la iluminación. Los puntos de luz LED son una de las tendencias más actuales y que dan los mejores resultados, con una luz potente y de color blanco, creando una sensación de espacio.

Si la cocina es demasiado pequeña y no se come en ella, siempre se puede prescindir de la mesa, pero se puede tener una plegable a la pared para cuando sea necesario. De esta forma se aprovechará al máximo el espacio.

¿Necesita ayuda?