La reforma de una vivienda puede hacer que un hogar cambie por completo su aspecto y recobre vida, especialmente si hace tiempo que no se hacen cambios. No hace falta hacer una reforma integral para conseguir el objetivo, lo que sí se necesita es una buena planificación y saber exactamente lo que se quiere y se puede hacer.

¿Cómo darle vida a una vivienda?

Un aspecto imprescindible en una reforma es la pintura. Con unas capas de pintura de un color adecuado, se consigue crear un nuevo ambiente, renovando cualquier espacio del hogar. Si se compara con instalar un revestimiento en la pared, es mucho más barato y se puede conseguir un efecto sorprendente.

Otra propuesta muy especial es la de renovar los suelos. Se puede elegir la tarima flotante, algo muy utilizado hoy en día, pero también se puede utilizar vinílico o linóleo autoadhesivo. Si se desea algo completamente diferente, siempre puede optarse por el microcemento, una de las tendencias del momento.

La iluminación del hogar es otro aspecto del que no hay que olvidarse. En muchas ocasiones, la colocación de los puntos de luz, puede ser indispensables para crear un ambiente específico en cualquier habitación de la vivienda.

Tirar un tabique para ganar espacio en la vivienda es otra de las tendencias más importantes de las reformas. Con un detalle como este, se puede cambiar por completo el aspecto de cualquier clase de vivienda, sin importar si es grande o pequeña. Es un paso que hay que meditar, pero que puede ser lo que necesitas para dar vida a tu hogar.

En una reforma siempre se suele pensar en el salón o las habitaciones, pero la cocina juega un papel muy importante en la vivienda. Se puede cambiar la distribución del mobiliario, crear una isla, colocar amplios ventanales para que entre más luz, etc.

Para todo esto, se puede tener el asesoramiento de profesionales de la decoración y las reformas, con lo que nuestra vivienda tendrá un aspecto increíble.

¿Necesita ayuda?