En una reforma, igual que en una obra nueva, llamamos acabados al uso de distintos materiales en las distintas superficies, y es una de las cosas que más hay que valorar. Existen distintos tipos de acabados, y cada uno de ellos va a dar una impresión distinta.

Distintos tipos de acabados

Los distintos tipos de acabados para las viviendas se dividen según las superficies que cubren.

ACABADOS PARA PAREDES

• Enfoscado (exteriores) o enlucido (interiores). Se trata simplemente de una capa de mortero y yeso que sirve para alisar y uniformizar la superficie de la pared. Aunque normalmente se trata de una capa previa a la pintura o el recubrimiento, también puede dejarse a la vista.
• Pintura. Puede tener distintos aspectos según el tipo de pintura y el nivel de brillo. Hay pinturas mates, satinadas, perladas, con efectos…
• Alicatado: recubrimiento de baldosas, muy habitual en baños y cocinas y otras zonas de trabajo por lo fácil que resulta limpiarlas. No obstante, también se está usando cada vez más en fachadas
exteriores.
• Estucado: se trata de un revestimiento de cal y mármol pulverizado que se aplica por capas, dejando una superficie de aspecto rugoso y natural. Además, permite efectos artísticos como el estarcido, con resultados muy interesantes.
• Enjalbegado o encalado: parecido al estuco, pero más ligero, aplicado como una pintura.

ACABADOS PARA SUELOS: REVESTIMIENTOS

• Pavimentos rígidos: son aquéllos que se colocan por piezas, desde tarimas de madera a suelos de
adoquín, baldosa, enladrillado…
• Pavimentos continuos: se colocan vertiendo algún tipo de material que se extiende sobre el suelo,
desde el hormigón a algunos tipos de resina.
• Pavimentos flexibles: se extienden sobre el suelo en forma de rollo o adhesivo. Los principales son
los pavimentos de vinilo y las moquetas.

ACABADOS PARA SUPERFICIES VARIAS (ENCIMERAS, LAVAMANOS, FREGADEROS, BARANDILLAS)

En lo que refiere al resto de las superficies, los materiales son muy variados y cada uno de ellos aporta una sensación estética y funcional distinta. En encimeras, por ejemplo, el mármol da sensación de lujo, mientras que la madera tratada suele dar sensación de modernidad y calidez. En lavamanos y fregaderos las grandes opciones son porcelana, materiales plásticos y metal…

¿Necesita ayuda?