Quiero reformar mi casa, esa es una de las premisas para muchas personas con la llegada un año nuevo. Como cada vez que comienza un año, las propuestas de hacer cambios se multiplican y hacer unas pequeñas reformas en la vivienda es algo cada vez más común.

¿Qué reformas suelen hacerse en esta temporada?

Una nueva mano de pintura en es ideal para renovar cualquier estancia del hogar, especialmente si cambiamos los colores y nos alejamos del omnipresente blanco. Apostar por colores diferentes aporta mucho estilo y personalidad a cualquier estancia del hogar. Otra opción es la de utilizar papel pintado, una tendencia que vuelve con mucha fuerza para hogares con prácticamente cualquier estilo decorativo.

Quizá la cuesta de enero sea demasiada y no se puede hacer una gran inversión en reformas, pero sí se pueden hacer pequeñas reparaciones en el hogar. Revisar la fontanería, el cableado eléctrico, hacer alguna pequeña obra de albañilería, etc. Nunca es mal momento para que quede todo como queremos.

El baño es una de las estancias más susceptibles a los cambios y una de las tendencias más actuales es la de deshacerse de la bañera y apostar por un plato de ducha con mampara. Con ello no solo se conseguirá ampliar y optimizar el espacio disponible sino también reducir el consumo de agua que se hace cuando nos damos un baño.

Si se cuenta con un poco más de presupuesto, remodelar la cocina es otra de las opciones. Se pueden reorganizar todos los elementos (encimeras, mobiliario, etc.) o hacerlo todo desde cero.
Esta es una de las reformas que más se suelen hacer en estos casos, además, la inversión no es tan grande como muchas personas piensan. Por ello, lo más aconsejable es buscar una buena empresa profesional que se encargue de todo y que pueda adaptarse a las necesidades de cada persona.