Con la llegada del verano, nuestra casa sufre temperaturas elevadas que nos hacen que la sensación de incomodidad nos invada.

Más allá del típico remedio de acudir a sistemas de refrigeración, podemos hacer muchas más cosas que ayuden a mantener nuestra casa fresca ante las horas de calor; nuestra factura de luz lo agradecerá.

Os contamos hoy cómo es posible mantener fresca una casa, sin necesidad de un gasto de luz excesivo.

CONSEJOS PARA MANTENER FRESCA UNA CASA

  1. Revisa tu instalación de fontanería. Por raro que parezca, las tuberías de una casa si son viejas o no están bien aisladas pueden transmitir calor. El paso del agua caliente por viejas tuberías, provocará que aumenten los grados en nuestro hogar.
  1. Toldos como medida de protección. Una buena estructura de toldos exteriores no solo aíslan el exterior, sino que pueden aislar el hogar. Colocar toldos en las paredes externas más expuestas a horas de sol, produce una disminución de grados en casa.
  1. Las plantas refrescan tu hogar. Plantas colocadas en balcones y ventanas hacen que el ambiente fácilmente baje un par de grados dentro de casa. Si dispones de jardín, regarlo en las horas punta disminuirá la entrada de calor.
  1. Minimiza el uso de electrodomésticos. Estamos ante una de las causas que provoca que nuestro hogar se caliente. Intenta minimizar al máximo su uso, es especial el horno.
  1. El agua fría es una gran aliada. Este remedio casero es infalible. Fregar el suelo con agua fría  hace bajar la temperatura de forma instantánea en las horas de más calor. Recuerda que la mejor manera de tener agua fría es con hielo y el viejo remedio de echar hielo al agua que usamos para fregar el suelo, es un remedio super eficaz.

Desde EDIFICACIONES RC en caso de reforma o nueva construcción, te asesoraremos de las medidas de protección y aislamiento ante el calor.

¿Necesita ayuda?
Powered by