Si hablamos de cemento, a cualquier persona le vendrá a la cabeza la mezcla que se hace para unir ladrillos entre sí en la construcción de diferentes estructuras, pero las cosas han cambiado mucho. Aunque se sigue usando de esa forma, este material está teniendo un gran éxito en la decoración del hogar.

El cemento en la decoración del hogar

Es gris, austero y tiene cierto toque industrial, pero a pesar de ello está teniendo un gran éxito en la decoración del hogar. Hoy en día se puede ver como revestimiento de suelos y paredes en cocinas y baños sobre todo, aportándoles un toque decorativo muy especial, una mezcla entre algo rústico e industrial.

Lo bueno de este material es que no hay que ir a una tienda especializada en materiales de construcción para comprarlo. Las mejores tiendas y grandes superficies de decoración lo tienen en su catálogo y se puede hacer en casa, aunque hay que saber trabajarlo correctamente, de lo contrario, lo mejor es dejárselo a un profesional.

Si se quiere revestir el suelo se puede optar por dos tendencias, el cemento pulido, que es un acabado que se consigue puliéndolo bien para que quede muy liso, suave, brillante y preparado para el uso doméstico.

La otra alternativa, es el microcemento que está teniendo un éxito arrollador en todo el mundo. Se trata de un producto específico, con los componentes del cemento común a los que se han sumado polímeros, áridos, fibras y pigmentos de colores. Gracias a su alto poder de adherencia puede usarse para revestir cualquier clase de superficie, incluso muebles, proporcionándoles un aspecto de lo más original.

A las cocinas les proporciona un look industrial, lo que hace que si tienes acero inoxidable, ese efecto se vea multiplicado, proporcionando un espacio muy vistoso. Los baños con microcemento también son muy apreciados por el aire cosmopolita y moderno que reciben.

¿Necesita ayuda?