La posibilidad de disfrutar de un baño privado sin necesidad de salir del dormitorio es una de las grandes tendencias actualmente, casi como un pequeño lujo. Apostar por los baños en suite es ir sobre seguro, no solo es una gran tendencia sino que permitirá sacar el máximo partido tanto al espacio como a la luz natural.

Para la creación de estos espacios no hay que descuidar las necesidades e intimidad de las personas, por lo que hay que apostar por barreras. Éstas pueden ser tan sencillas como un tabique y una puerta, pero la tendencia actual es que encajen correctamente en la habitación, se mimeticen con el entorno o se difuminen, incorporándose a la decoración de la habitación.

Baños en suite, la tendencia del momento

Cualquier persona puede tener en su hogar una propuesta como estas, bien teniendo una habitación bastante amplia o tirar el tabique de una estancia contigua y acondicionando ese espacio para crear un baño en suite.

En muchas ocasiones nos hemos encontrado con la separación de espacios con paneles acristalados o puertas, consiguiendo independizar ambos ambientes. No siempre debe ser así. Por ejemplo, con la colocación de un tabique abierto a media altura, se pueden ocultar visualmente muchos aspectos del baño y aporta un gran estilo.

Colocar puertas correderas es otro de los grandes recursos para poder ganar metros en esta fusión de estancias. Se puede apostar por propuestas de platos de ducha con mampara y eliminar la bañera para aprovechar al máximo el espacio. Si se cuenta con espacio, se pueden mantener todos los elementos, redistribuyéndolos para una máxima comodidad.

Alguna de las tendencias más actuales para el baño son el gres antideslizante, la decoración minimalista y funcional, los colores claros y las texturas naturales, una correcta ubicación de los puntos de luz y una barrera difuminada entre habitación y baño.

¿Necesita ayuda?