En cualquier momento de tu vida puedes vivir en una casa que necesite una buena reforma, aunque a priori pueda asustar un poco. Las reformas no tienen porqué ser un caos ni resultar muy engorrosas, siempre y cuando tomes las decisiones oportunas. Y, sobre todo, lo más difícil todavía; no salirse del presupuesto. Quizás te parezca imposible, así que continúa leyendo este artículo y descubrirás que sí es viable.

Qué hacer para que no se dispare el precio de tu reforma

Contrata una empresa de confianza como Edificaciones RC

Lo barato sale caro, y todavía más si se trata de una reforma. Por ello, te recomendamos encarecidamente que contrates a profesionales de confianza y con buenas manos para encargarse de algo tan importante como es la reforma de tu hogar. Nosotros te damos nuestra palabra de ser una empresa experta y de calidad en Reformas en Altea y Alicante

Cláusulas de penalización

Es inevitable asumir retrasos en todas las reformas, pero jamás admitas sobrecostes ni te hagas cargo de ellos, pues no son tu responsabilidad. Para que esto no ocurra, puedes incluir en el presupuesto una cláusula de penalización, de este modo podrás reclamar una compensación económica por cada día que sobrepase la fecha de finalización.

Planificación

Este punto es esencial y nos facilitará mucho la tarea de reformar, sobre todo si es de gran envergadura. Debes hacer un plan de qué se va a hacer y cómo para que en cualquier momento tengas controlado el ritmo de las obras. Y por supuesto, consulta las necesidades de la reforma con los especialistas para que no haya malentendidos.

Gestión de materiales

Este puede ser uno de los principales problemas a la hora de terminar una reforma a tiempo. Incidentes como la falta de stock o el aplazamiento de un envío puede retrasar la obra, y también será conveniente que elijas la mejor relación calidad-precio para ajustarte al presupuesto.

¿Necesita ayuda?
Powered by